Es posible vivir casi sin recuerdos y vivir feliz, pero es imposible vivir sin olvidar.

La Etología es la disciplina que pretende estudiar la conducta natural de los animales. El punto de partida es la conducta que ocurre en el medio ambiente natural y el estudio etológico típicamente sigue la secuencia de observar y conocer, luego describir cuantitativa y finalmente plantear preguntas precisas y contestarlas por medio de más observaciones o experimentos.

El paradigma central que guía las interpretaciones de esta disciplina es la teoría de la evolución por medio de la selección natural, misma que unifica todas las disciplinas biológicas. Con las investigaciones realizadas por biólogos como Konrad Lorenz, Niko Tinbergen y Kart von Frisch ganadores del premio Nobel en 1973 en aves, peces y abejas entre otras especies, las cuales revelaron todo un mundo de interacciones entre los animales y su medio, y posteriormente propiciaron el crecimiento y la diversificación de esta disciplina en varias disciplinas por ejemplo, la Neuroetología la cual investiga las bases neuronales de la conducta natural; La Etología Humana la cual aplica los métodos de la Etología a la conducta humana para conocer el Homo sapiens, desde su punto de vista zoológico – evolutivo; la Ecología Conductual que pretende explicar la conducta de los animales y plantas en términos de respuestas adaptativas al medio ambiente; la Sociobiología la cual analiza el comportamiento social de los animales en términos de respuestas adaptativas al medio social y físico; y la Etología Cognoscitiva que pretende utilizar métodos etológicos para hacer inferencias respecto a la naturaleza, la función y la evolución de la actividad cognoscitiva de los animales.

El estudio científico de la conducta y de los procesos cognoscitivos de los animales necesariamente involucra la historia evolutiva de los mismos. Niko Tinbergen logró distinguir cuatro tipos de preguntas acerca de la conducta animal:

¿Por qué los animales responden a estímulos medioambientales en un sentido particular? ¿Por qué los animales responden a los estímulos internos en un sentido particular? ¿Por qué algunos animales responden en un sentido y otros en otro ante una misma situación? ¿Por qué los animales de una especie o grupo particular se comportan característicamente en un sentido particular en situaciones particulares?

Cada una de estas preguntas enfatiza diferentes aspectos del contexto biológico dentro del cual ocurre la conducta. Podríamos decir que a los psicólogos en general se interesan por los mecanismos de control de la conducta y los biólogos evolutivos en por qué los mecanismos llegan a ser como son. Por su parte, los etólogos creen que la distinción entre mecanismo y diseño es fundamental para estudiar la conducta animal, entendiendo por mecanismo el proceso fisiológico que existe dentro del animal individual y por diseño, el proceso por el cual un individuo llega a tener ciertos mecanismos y no otros. Pero sin duda, una psicología más completa requiere tanto de los mecanismos como del diseño para explicar la conducta. Entender la conducta implica comprender por qué se responde adecuada o inadecuadamente a las circunstancias del medio. Es decir, cómo es que los organismos se adaptan.

Neurociencias