Tachas de la vida real

El caso es de una adolescente de 17 años que estudiaba música y, además,la preparatoria, este último era inútil para ella; sin embargo, tenía que llevar un buen promedio para permanecer en la escuela de música. Al contarle esto a su novio, él

L.S.D. Un caso cotidiano

Eran las 7 de la tarde, los momentos transcurrían en el Gahia un bar ubicado en la condesa, en sus adentros platicaban emocionados y alegres un par de jóvenes, los cuales planeaban su próxima aventura, acudirían a un festival de música electrónica que tendría lugar en el mítico laberinto que se localizaba al sur de la ciudad en los territorios del Ajusco; emocionado uno de los chicos platicaba a su amigo como era el lugar, le describía la última fiesta a la que había asistido aquí, y le daba detalles de cómo era la casa gigantesca y lujosa que se encontraba en el terreno donde yacía el jardín en forma de laberinto, decía el muchacho: ¡Es en el interior de este laberinto donde experimentaremos nuestra próxima experiencia psicodélica!