¿Cómo ayudarme y a mi familia para recuperar la estabilidad después del sismo?

Usted puede tomar varias medidas para la recuperación del bienestar emocional y el sentido de control después del sismo o de otra experiencia traumática:

  • Reconozca que está en un momento difícil, pero controlable. Seguramente ha enfrentado tiempos adversos en otras etapas de su vida. Aproveche las destrezas usadas para salir airoso de retos anteriores. A esto le nombramos como resiliencia.
  • No reprima el deseo de lamentar las pérdidas que ha sufrido. Trate de ser paciente con los cambios en su estado emocional.
  • Distánciese de los noticieros. Ver repeticiones de las imágenes del sismo puede aumentar aún más su estrés. Con frecuencia, los medios de comunicación tratan de interesar a su audiencia presentándoles situaciones más trágicas que tal vez no representen lo ocurrido en su hogar o comunidad.
  • Pídales ayuda a las personas que se preocupan por usted, y que le escucharán y se solidarizarán con su situación. Pero tenga en cuenta que su sistema normal de apoyo podría debilitarse si las personas más cercanas a usted han sufrido los efectos del sismo o han sido testigos del mismo.
  • Comunique su experiencia en las formas que les sean más cómodas,como el diálogo con familiares o amigos o la creación de un diario.
  • Busque información acerca de grupos de apoyo locales dirigidos por profesionales adecuadamente entrenados y expertos. Con frecuencia, hay grupos de apoyo disponibles en comunidades que han sufrido desastres a gran escala. Las personas afectadas pueden disfrutar de alivio y consuelo poniéndose en contacto con otros sobrevivientes de huracanes que han pasado por reacciones y emociones similares, lo cual puede ser especialmente útil en el caso de personas con sistemas de apoyo personal limitados.
  • Ponga en práctica conductas saludables que perfeccionen su capacidad de lidiar con el estrés excesivo. Consuma comidas bien balanceadas y descanse lo suficiente. Si tiene problemas para dormir podría encontrar alivio con técnicas de relajación. Evite el consumo de alcohol y drogas, pues los mismos pueden incrementar el sentimiento de depresión y/o impedirle hacer lo necesario para tener capacidad de resistencia, y enfrentar con efectividad las situaciones adversas.
  • Establezca o reinicie rutinas como comer en horarios regulares y seguir un régimen de ejercicios. Deje a un lado, aunque sea por breve tiempo, las exigencias de la vida diaria, dedicándose a pasatiempos y otras actividades agradables.
  • Si es posible, evite tomar decisiones importantes como un cambio de empleo, porque esas actividades podrían resultar enormemente estresantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.