¿Por qué las personas responden a las situaciones de desastre de forma diferente con el paso del tiempo?

Es importante tener en cuenta que no se puede establecer un patrón común de reacción al estrés extremo provocado por experiencias traumáticas. Algunas personas responden inmediatamente, mientras que otras tienen reacciones retardadas que demoran meses o años en producirse. Y mientras que algunas experimentan efectos adversos por un período de tiempo prolongado, otras se recuperan con bastante rapidez.

Además, las reacciones pueden cambiar con el transcurso del tiempo. Algunas personas que han sufrido traumas sienten inicialmente que el acontecimiento les da fuerzas para sobrellevarlo, pero posteriormente se desaniman o se deprimen.

Existen varios factores que afectan la extensión de tiempo necesaria para que las personas afectadas se recuperen de los efectos de una tormenta:

  • El grado de intensidad y pérdida. Los acontecimientos más prolongados, que implican una amenaza mayor, y en los que hay pérdidas sustanciales de vidas y propiedades, demoran con frecuencia más tiempo en resolverse.
  • La duración del contacto con los sucesos adversos, y el daño provocado por los mismos, pueden ejercer impacto en las personas afectadas.
  • La capacidad general de una persona para hacer frente a situaciones de gran tensión emocional. Las personas que se han visto en otras circunstancias difíciles y estresantes pueden sobrellevar con mayor facilidad el trauma.
  • Otros acontecimientos estresantes que precedieron a la experiencia traumática. Las personas que han enfrentado otras situaciones de gran tensión emocional, como problemas serios de salud o dificultades relacionadas con su familia, pudieran experimentar reacciones más intensas ante el nuevo suceso estresante, y necesitar más tiempo para recuperarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.